LA FOTO: Guardando la entrada

3 comentarios

Leer más...

LLAMANDO A LAS PUERTAS DEL CIELO

8 comentarios
Yo creo que habría que ordenar un poco esto de ir o no al cielo ya que todo lo que nos cuentan es demasiado genérico: Que si hay que ser justos, que si hay que amar a Dios sobre todas las cosas. Que si poner la otra mejilla, que si no matarás... Pero va y resulta que si eres la peor escoria de la Tierra pero te arrepientes en el último momento de tu vida, ¡zas! se te abren las puertas del Cielo como si nada hubiese pasado. En el mejor de los casos, y si se te aplican una serie de atenuantes que ahora desconoces, quedas pendiente del juicio divino. Pero, claro, tu nunca vas a estar seguro de a dónde vas a ir, porque nadie te ha dicho claramente dónde está la línea divisoria entre el "aprobado" o el "suspenso".

Mi consejo es que esto de ir o no al Cielo debería estar regulado con más precisión, como por ejemplo se regulan los carnets promocionales de los grandes supermercados.

Tu naces y te dan un carnet, pongamos por caso, de 1 millón de puntos, con una esperanza de vida de... digamos 80 años. Inmediatamente se te informa que para ir al Cielo necesitas 750.000 puntos, con menos de 500.000 vas directo al infierno y entre 500.000 y 750.000 directamente al purgatorio. Eso con una esperanza de vida de 80 años, si son menos habría que rehacer la tabla, claro.

Con esto ya tienes una referencia pero hay que seguir afinando un poco:
 
 "Amarás a Dios sobre todas las cosas":
Habría que aclarar esto un poco más. Cada uno puede tener una idea preconcebida y luego resultar que no es la buena. ¿Y si no lo amas o si no lo haces a ratos porque te ha cabreado con alguna de sus decisiones? Entonces habría que definir cuántos puntos pierdes. Y si le quires mucho, ¿cúantos ganas? 

Esto es importante porque tu tienes que ir haciendo tus cuentas, evidentemente. Así que propongo que se establezca una tabla de puntos que regule el amor a Dios.

"No tomarás el nombre de Dios en vano"
Este es complicado, al menos en España. Aquí estamos todo el día con un "mecagüendios" en la boca para decir cualquier cosa. Por ejemplo, un "mecagüendios" 1 punto menos. Yo a partir de 20 ó 30 mecagüendioses al día haría descuentos, porque de lo contrario muchos se iban a quedar sin puntos en 2 ó 3 meses.

"Santificarás las fiestas"
Este es fácil. Si no vas a misa, 5 puntos menos. Si eres costalero en un "paso" de Semana Santa, 10 puntos positivos... Y así hasta que se contemplen la mayoría de los supuestos.


"Honrarás a tu padre y a tu madre"
Bueno, esto también tiene lo suyo. ¿Qué pasa si de niño te venden como esclavo o te prostituyen. Habría que establecer una tabla de excepciones. Y luego a la hora de honrarles habría que establecer el cuánto y el cómo con sus ya necesarios puntos.

"No matarás"
¡Uf! Complicado. ¿Y todo lo que se ha matado en nombre de Dios? ¿Suma o resta puntos? Hay que dejarlo claro. Mira que te crees que matando infieles te ganas el cielo y resulta que luego es al revés. Uno nunca sabe.

Así se van desgranando todos los mandamientos, poco a poco se va cerrando bien el círculo y todo el  mundo contengo.

¡Imprrescindible! En las iglesias tiene que haber una especie de "cajero automático", donde pudieses meter tu tarjeta de puntos para que se pusiese al día. Así no habría dudas. Tu te vas gestionando tu tarjeta de puntos y cuando llega el momento de la verdad no estás con la angustia de si vas al cielo o al infierno.

Y es que nos estamos jugando la vida eterna y con las cosas serias no se puede andar con bromas.
Leer más...

EL PRIMER BOSTEZO DE LOS LUNES (15 de enero 2018)

7 comentarios
COSAS DE LA CIENCIA

La mayoría de la gente no siente un dolor intenso al morir

Si lo que más te asusta de la muerte es el sufrimiento, buenas noticias: probablemente no morirás sufriendo lo indecible. La mayor parte de la gente, cuando muere, lo hace sin experimentar dolor severo.
En otras palabras, nos vamos en paz.

Cuidados paliativos

La evidencia sobre los cuidados paliativos es que el dolor y otros síntomas, como la fatiga, el insomnio y la respiración, mejoran a medida que las personas se acercan a la muerte. Más del 85% de los pacientes de cuidados paliativos no presentan síntomas graves en el momento en el que mueren.
Estos cuidados paliativos incluyen evaluaciones más exhaustivas de las necesidades del paciente, mejores medicamentos y una mejor atención multidisciplinaria (no solo médicos y enfermeras, sino también trabajadores de la salud como terapeutas, consejeros, etc).
Al contrario de las percepciones populares, las personas en sus días y horas finales experimentan menos dolor y otros problemas que antes en su enfermedad. En 2016, aproximadamente una cuarta parte de todos los pacientes de cuidados paliativos (26%) informaron tener uno o más síntomas graves cuando comenzaron los cuidados paliativos. Esto disminuyó a 13.9% cuando la muerte se acercaba.




LEÍDO EN: XATAKACIENCIA


FOTOS QUE EMOCIONAN: JESUS M. GARCIA FLORES

Jesús M. García Flores es el primer fotógrafo español ganador del 'The Epson International Pano Awards 2017'.  La última edición del que seguramente es el certamen más importante especializado en fotografía panorámica (patrocinado por el conocido fabricante de impresoras), ha traído una agradable sorpresa: la victoria de un fotógrafo español gracias a tres de sus imágenes. Tres magníficas fotos que han sido premiadas en dos categorías distintas haciendo acreedor a Jesús M. García Flores del título “2017 EPSON International Pano Awards Open Photographer of the Year”.



Leer más...

LA FOTO: Salida al patio

4 comentarios

Leer más...

HOMBRE RICO NIÑO POBRE

7 comentarios


Las ONGs también buscaban su minuto de gloria en estas pasadas fechas, aprovechando que entre langosta y solomillo se nos ablanda un poco (sólo un poco) el corazón, viendo las sobrecogedoras imágenes de un niño famélico llorando, que manda la tradición que hay que programar en navidades, a ser posible en horario de máxima audiencia.

Pueden llegar a ser tan pesados como los operadores de telefonía y hasta consiguen que muchas veces amablemente les mandemos a freir espárragos.

Es cierto, las imágenes son terribles, pero las cifras lo son aún más:

En el mundo 168 millones de niñas y niños de entre 5 y 17 años trabajan.

Más de la mitad (85 millones) realiza trabajos peligrosos.


Un 5% son esclavizados o son reclutados para conflictos armados.


A falta de finalizar el año, en Afganistán han sido asesinados 700 niños en la lucha que libra el gobierno contra la insurgencia talibán.


La guerra yemení ha dejado a al menos 5.000 niños muertos o heridos.


África: En Sudán del Sur, desde 2013, 19.000 niños han sido forzados a alistarse y 2.300 han resultado heridos o muertos.


La República Democrática del Congo: Según los datos de Unicef, sólo en la región de Kasai 850.000 menores se han visto obligados a abandonar su hogar y 350.000 sufren por el hambre.


En Europa la amenaza fundamental está en la zona del Donbas al este de Ucrania. Allí, unos 220.000 niños viven bajo la amenaza de las minas y restos de explosivos que hacen de Ucrania uno de los países con más minas de la tierra.


Y más y más y ... mucho más...

Y por seguir con las miserias humanas, hasta hay quien se ha atrevido a hacernos la lista "FORBES" de los niños pobres:
Pero esa generosidad ansiosamente buscada entre la ciudadanía, contrasta con la "espantá" de los estados: "La ONU recibió en 2017 menos del 58% de los fondos que solicitó para atender las crisis humanitarias" Y para 2018 se espera más de lo mismo.

Es evidente que sin las ONGs el mundo sería aún peor, pero no somos la ciudadanía los que podemos acabar con el hambre y la miseria sino los Estados, especialmente los del mundo "rico". Hoy en día ya nadie habla del "0,7%". ¿Alguien se acuerda de qué se trata? En 1969 alguien tuvo la brillante idea de destinar el 0,7% del PIB de los países desarrollados para ayuda al desarrollo, cuestión que fue aprobada por todo el mundo, pero... siempre hay un pero cuando se habla de solidaridad...  A día de hoy son muy pocos los países que lo han cumplido alguna vez. Si la información no me falla, en el mundo sólo hay 6 países que cumplen con este precepto: Suecia, Holanda, Noruega, Dinamarca, Luxemburgo y Reino Unido. Y, por supuesto, España es el país de la OCDE que menos aporta.

¿Qué cesto vamos a hacer con estos mimbres?
Leer más...